El Arte en el Campo:los mosaicos de Fuente Álamo

Parece fuera de toda duda el gran desarrollo de la musivaria durante el Bajo Imperio, tanto como el hecho de que la mayoría de los mosaicos hispanos de esta época han sido hallados en villas y que la iconografía que muestran estos mosaicos es esencialmente de carácter mitológico.

Los mosaicos habitualmente reflejan gustos, intereses o necesidades decorativas de los propietarios que los encargan; la iconografía de los mosaicos esta directamente sugerida o escogida por sus usuarios. Frente a esta teoría también podemos observar la llegada de nuevas modas que portan consigo temáticas diferentes.

restauradores del baco

El gran número de estancias de una villa pavimentadas con mosaicos justifica la pertenencia de ésta a un gran propietario. Se pueden observar gran cantidad de paneles y composiciones geométricas diferentes. Se encuentran espacios cuyo pormenor decorativo se caracteriza por semicírculos, triángulos, peltas estilizadas, mientras que otros son caracterizados por nudos salomónicos, encordados, meandros y plantas estilizadas de formas diferentes a las anteriores. Además también es relativamente habitual encontrar mosaicos con decoraciones figurativas que siguen estándares repetidos en cuanto a la temática pero que suelen ser diferentes unos de otros en cuanto a las técnicas de ejecución y a la solución final.

capitel

Fuente Álamo destaca entre las villas hispano romanas documentadas en Andalucía por lo excepcional de su decoración musivaria. La constante aparición de estos pavimentos en las estancias excavadas de la villa nos sitúan ante una construcción residencial finamente ornamentada que haría las delicias de sus habitantes y de los visitantes. Son además estos mosaicos lo mejor conservado de la construcción, puesto que suelen ser las ultimas partes que normalmente se destruyen en un edificio.

Probablemente los musivarios que trabajaron en Fuente Álamo tenían en las ciudades (Ipagrum, Ostipo o incluso la mismísima Corduba o Astigi) sus sedes fijas, aunque el relativamente ligero material y el utillaje harían fácil el desplazamiento hacia la obra. El tipo de labor realizado hacía que la mayor parte del trabajo tuviera que ser efectuado “in situ”; tenemos que imaginarnos a los artesanos musivarios de la antigüedad como negociantes de mucha movilidad que iban mostrando catálogos de sus productos a los propietarios de los asentamientos y que algunas veces atendían las peticiones especiales de estos señores. En la ejecución de los mosaicos de Fuente Álamo participarían un numero importante de personas.

restauración de mosaicos

Los tessellarii se encargarían de colocar las teselas en los pavimentos; éstos seguramente realizaron fácilmente los mosaicos de tipo geométrico que encontramos en la villa.

En las partes figuradas de los mosaicos, tan importantes en Fuente Álamo, seguramente trabajaría un pictor imaginarius realizando el trazado previo de los dibujos del Triunfo de Baco, La Conquista de la India.... antes de que un mosaísta especializado colocara las teselas.

Probablemente en el taller o talleres que trabajaran en Fuente Álamo podríamos distinguir al dueño, que probablemente negociaría con el propietario de la finca, consiguiendo el contrato y organizando el trabajo en la villa; un pintor de imágenes, que podía trabajar bajo diferentes condiciones para el taller; un musivario especializado en la realización de las partes figuradas, y unos cuantos artesanos y aprendices, encargados de las partes mas mecánicas del trabajo: trazado de las líneas geométricas generales, corte y disposición de teselas, etcétera.

Así no parece difícil imaginar este grupo de personas trabajando duramente en Fuente Álamo para la alegría del señor de la finca.

Los mosaicos encontrados en Fuente Álamo corresponden a la "pars urbana" (zona residencial) de la Villa y representan los siguientes motivos:

MOSAICOS DE LAS CUBÍCULAS

Parecen asociarse a las cubiculas o dormitorios de la casa, los dormitorios que se abren a partir de un enorme pasillo con mosaico también geométrico de cerca de 15 metros de longitud.

Algunas de estas habitaciones guardan un paralelismo entre si, basado en la presencia de un "vestidor" delantero que graduaría la luz entrante en la cubicula así como la dotaría de una mayor intimidad propia de la funcionalidad final de dicha estancia.

MOSAICO I
Fotografía del Mosaico I
Apareció en muy mal estado de conservacíon debido a la reutilización medieval de la villa. Es otro mosaico de carácter geométrico y vegetal. La orla repite un esquema conocido de triangulos con peltas y círculos con cruces inscritas. La alfombra por su parte esta practicamente perdida debida a su posterior reutilizacíon. Encontramos teselas blancas y negras.

 

MOSAICO II
Fotografía del Mosaico II
Uno de los mosaicos en peor estado de conservación consecuencia del pisoteo que habia soportado antes de su exhumación al ser utilizada como albergue para el ganado. Mosaico de teselas blancas y negras que presenta decoración geométrica; la orla presenta ojivas negras inscritas en otras blancas, y a su vez, limitada por ambos lados mediante bandas de postas. La alfombra conserva algunos restos y podemos apreciar circulos y cuadrados curvilíneos que encierran cruces o pequeños cuadrados de teselas blancas.

 

MOSAICO III
Fotografía del Mosaico III
Mosaico en buen estado de conservación Con decoración geométrica similar al de los anteriores mosaicos y teselas blancas y negras con alguna inclusión de color. La orla presenta ojivas similares al mosaico anterior, mientras que la alfombra dibuja cuadrados curvilíneos con cruces interiores y circulos tangentes.

 

MOSAICO IV
Fotografía del Mosaico IV
Mosaico con decoración geométrica. La orla muestra la alternancia de rombos y círculos ocupados por esquematismos cruciformes. Dos de los vértices de los rombos se prolongan con peltas. La alfombra presenta "nudos de Salomón" alternando con polígonos irregulares y temas cruciformes.

 

MOSAICO V. HABITACIÓN DE ENTRADA AL OECUS

Fotografía del Mosaico V
Mosaico encontrado prácticamente arrasado al encontrarse casi descubierto en terreno de talud. Es un mosaico de carácter geométrico (círculos, cuadros curvilíneos con cruces, un cable, una linea de postas negras y una pequeña muestra de rombos tambien negros...) donde se utilizan principalmente teselas de color negro y blanco aunque también se introducen algunos tonos marrones y ocres. Una orla con nudo salomónico forma un rectángulo claramente definido donde podríamos encontrar el emblema que desgraciadamente esta desaparecido.

MOSAICO VI. MOSAICO DE LAS TRES GRACIAS

Este mosaico, ya con motivos figurativos, tiene unas dimensiones de 5.14 x 2.75 metros aproximadamente.

Posee una orla en la que apreciamos motivos geométricos con dentículos negros y una banda ocupada por círculos que se cortan y forma rosas geométricas. En el centro podemos apreciar una alfombra de tres espacios rectangulares.

Fotografía del Mosaico VI

Los temas que se representan son:

  • Ninfa dando de beber a Pegaso. Importante paleta cromática así como cierto descuido en las proporciones y en el dibujo.
  • Tres Gracias. Parece ser un momento en que las Gracias conversan entre si o cantan. Las tres figuras femeninas aparecen en su actitud característica, dos de frente y una, la central, de espaldas. El empleo de colores diversos (blanco, negro, rojo, naranja, amarillo, marron...) junto a otras características como el estudio anatonmico exuberante de las figuras, con estrechas cinturas y caderas prominentes, dan cierto relieve a la escena.
  • Joven persiguiendo a ninfa desnuda. Para algunos autores es la representación de un Sátiro persiguiendo a una ninfa mientras que otros lo interpretan como la primera representación en Hispania de las fiestas Lupercales que se celebraban en Roma, donde unos jóvenes perseguían, fustigando a muchachas jóvenes desnudas.

 

Están sobre un fondo blanco y parece estar mas cuidada, acentuándose la minuciosidad, aunque se aprecia cierta desproporción.

Sea una u otra la interpretación de estas imágenes, resulta además francamente complicado conocer la funcionalidad de esta estancia puesto que hay autores que opinan que sería la cubicula de los señores al encontrar una alusión matrimonial en las escenas de este mosaico. Otros autores consideran que podría corresponder a un pequeño patio o estancia abierta debido a una pequeña canalización evacuadora de aguas que encontramos en su pared lateral. Verdaderamente sin mas datos arqueológicos es prácticamente imposible asignar una funcionalidad definida a esta estancia.

MOSAICO VII. MOSAICO DEL TRIUNFO DE BACO

En esta estancia podemos apreciar dos zonas claramente diferenciadas: Por un lado la habitación propiamente dicha, y por otra la cabecera que remata esta habitación.

Fotografía del Mosaico de la Habitación
Habitación, probablemente uno de los mosaicos más interesantes de la villa

La alfombra esta dividida en dos partes y cercada por una orla con trazado de una serie de cruces gamadas entrelazadas y separadas por círculos concéntricos de diferentes colores y una banda con dibujo espicatiforme.

En el interior del mosaico se desarrollan temas relacionados con el Triunfo de Baco, separados en dos escenas que se van sucediendo conforme entramos en la estancia.

Lucha de Baco y las menades contra los indios (La conquista de la india). Es parte de la ficción mitológica del Dios Baco y nos muestra una escena sangrienta y de mucho dinamismo.

Cortejo Triunfal de Baco. El Dios aparece acompañado de su corte y personajes asociados (menades, sátiros, el Dios Pan...) Es interesante el tratado que tienen las diferentes figuras en el mismo mosaico donde apreciamos la mano de más de un mosaísta.

La paleta cromática combina multitud de colores que dan un efecto bastante colorista y animado.

Fotografía de la cabecera
Cabecera, este mosaico decora la cabecera del Oecus
Tiene planta semicircular y contiene motivos geométricos y vegetales. El tema principal es un abanico abierto que ocupa todo el emblema con una importante riqueza cromática. La orla esta formada por roleos de acanto con flores de lis y frutos.

MOSAICO VIII. PASILLO.

Mosaico extendido a lo largo de más de 14 m de longitud por 2,75 de anchura en el cual advertimos motivos geométricos cruciformes, nudos de Salomón, cuadrados con peltas, svásticas así como peltas afrontadas alternando con círculos en la orla exterior.

Fotografía del Mosaico del Pasillo

En este mosaico además de teselas blancas y negras podemos observar una profusión mayor de colores ocres y sepias principalmente.

MOSAICO IX. MOSAICO NILÓTICO.

Mosaico Nilótico. Se trata de un mosaico cruciforme, donde podemos encontrar un cuadro central con una escena de tema nilótico con inspiración egipcia y en los ábsides una escenografía a la manera de “comic” contando una historieta de lucha entre una familia de pigmeos y unas grullas, acompañada de una inscripción en forma de diálogo, dotando la escena de un carácter narrativo. Es realmente interesante pues los personajes hablan entre ellos por lo que nos encontramos ante un documento artístico y epigráfico único en todo el Imperio Romano.

Fotografía del Mosaico Nilótico

Parece que el texto se inspira en una comedia popular con la que el propietario pretendía divertir a sus invitados.  

a- a A+

Comparte en redes sociales