Los Castellares

El paraje de Los Castellares es un pequeño espacio natural que se encuentra junto al río Genil en el tramo que abandona nuestro termino municipal. Se llega a este lugar siguiendo la carretera de la Ribera Baja y luego un carril de tierra por medio de olivares. Lo más característico de este lugar es el tajo que sigue el curso del río describiendo la forma del meandro. Este tajo está formado por un tipo de roca llamada calcarenita, y en el encontramos muchos fósiles de almejas (moluscos bivalvos) que vivieron bajo el mar hace unos 15 ó 20 millones de años. En el tajo crían el cuervo, la grajilla y el cernícalo, y hasta hace poco tiempo el halcón peregrino.

Fotografia de un Lagarto Ocelado

En Los Castellares encontramos una mancha de olmos junto al camino y la desembocadura del arroyo de la Vizcaína, que sólo lleva agua cuando llueve. Siguiendo el carril que discurre paralelo al río hay numerosos parajes donde crían pequeñas aves como el jilguero, el verdecillo, la curruca y el ruiseñor. En las orillas del río encontramos álamos blancos y eucaliptos. También son fáciles de ver reptiles como la lagartija colilarga, el lagarto ocelado y alguna culebra. Abundan los conejos.

En este lugar hay un manantial de agua que llaman "el cañuelo" donde muchas personas vienen a beber y llenar sus garrafas porque dicen que el agua es muy buena. Encontramos también las ruínas del Molino del Manchego donde el río discurre entre numerosas piedras.

Fotografía de los Castellares

Los Castellares también es muy conocido por sus restos arqueológicos ya que aquí hubo un antiguo poblado de íberos hace unos 2500 años, lo que nos indica que este lugar tuvo que tener mucha agua y vegetación.  

a- a A+

Comparte en redes sociales