Planificando el Pasado

Uno de los objetivos del Ayuntamiento de Puente Genil ha sido la promoción del desarrollo local mediante la implementación de proyectos de carácter cultural, turístico o medioambiental. Y es en este marco donde se materializa el Proyecto de puesta en valor de la Villa Romana de Fuente Álamo que la institución local está ejecutando desde 1999 para la recuperación del yacimiento que conserva mosaicos y otros restos arqueológicos de gran valor científico y patrimonial. Por ello dentro de su preocupación por la conservación, recuperación y rehabilitación del patrimonio histórico de Puente Genil y consciente de la responsabilidad científica inherente al desarrollo del proyecto implementa el proceso de recuperación integral de la Villa romana de Fuente Álamo.

imagen de la villa

Así la tarea impuesta va más allá de la excavación, documentación e investigación. Se trata de la recuperación integral de un yacimiento de cara a su adecuación didáctica y turística. Para la villa de Fuente Álamo se ha previsto desarrollar un programa de actuaciones, que posibiliten su inserción en los circuitos de proyección social del patrimonio histórico-arqueológico. En este sentido, Fuente Álamo quiere representar un ejemplo de recuperación integral y convertirse en un eje dinamizador y vertebrador de la Campiña Sur cordobesa.

Se han dado para ello una serie de circunstancias y requisitos que justifican la intervención y la inversión que se está realizando:

  • El alto interés histórico, arqueológico y patrimonial de las evidencias exhumadas.
  • Voluntad política municipal para la recuperación y puesta en valor del patrimonio.

 

Todos estos elementos convierten Fuente Álamo en un yacimiento arqueológico de primera línea, por lo que la actuación de consolidación, difusión y aprovechamiento social y cultural se convierte en inexcusable, máxime cuando los máximos representantes de la institución local han hecho público su compromiso con el sitio.

Infografía del interior de Fuente Álamo

 

La experiencia acumulada tras los años transcurridos desde el final de la última excavación, en los que la visita al monumento estuvo vedada al público por las condiciones de abandono y provisionalidad de las medidas de restauración ha puesto de manifiesto el interés social del monumento, tanto en lo que se refiere a las continuas exigencias de que se proceda a la consolidación y puesta a punto definitiva por parte del cada vez mayor número de visitantes y ciudadanos, como en la evidente trascendencia que en los medios de comunicación han tenido todas y cada una de las intervenciones que en este tiempo se han realizado en el yacimiento, por pequeñas que éstas fuesen.

La actuación conjunta de todos estos factores han incrementado, si cabe, el grado de popularidad y conocimiento público del sitio, pudiendo asegurarse que una intervención adecuada, tanto en el orden de la conservación de todos los elementos significativos, algunos de gran delicadeza, como en el de la creación de las instalaciones e infraestructuras de todo tipo que permitan la visita pública que posibilite, sin deterioro patrimonial, una comprensión cabal del monumento y su significación histórica, tiene garantizado el éxito popular e incluso un grado de rentabilidad económica más que aceptable.

La puesta a punto de Fuente Álamo para su disfrute público es, por lo tanto, una necesidad ineludible y una obligación que viene de muy diversos componentes: el legal, goza de la máxima protección que la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía puede otorgar ( B.I.C.), el científico, el histórico, el estético, el monumental, el cultural y, en suma, el del propio sentimiento popular de identificación con el monumento, convertido en símbolo de Puente Genil por la propia dinámica de los hechos.

Por todo ello resultaba necesario y urgente documentar convenientemente el estado actual del yacimiento y las actuaciones que sobre él se han realizado, así como definir las medidas oportunas de conservación, consolidación y puesta en uso que debían ser aplicadas en el mismo. Así nació el Plan de Actuaciones para Fuente Álamo, que tiene como objetivo la recuperación de los restos de la villa y su difusión a través de la creación de un centro de investigación científica, cultural y turístico dentro de las ofertas de la provincia de Córdoba y de la Comunidad Autónoma Andaluza.

Dada la delicadeza del objeto a tratar, las prescripciones del Plan han sido orientadas a potenciar todos los aspectos positivos del sitio, mostrando el máximo de información de la que éste es portador, todo ello presidido por una finalidad didáctica y de goce cultural tan sólo mediatizada por el necesario condicionamiento de las intervenciones a la conservación de los elementos más delicados del yacimiento, que debe ser objeto de un absoluto respeto.

El Plan de Actuaciones con una vigencia de diez años, abierto a las aportaciones y consultas de cualquier ciudadano interesado, se divide en seis ejes temáticos:

  • Eje 1: Creación de las infraestructuras necesarias. Abarcando acciones como el acondicionamiento general del yacimiento que se encontraba en deplorable estado de abandono; la mejora de los accesos; la recuperación del entorno ecológico; la protección de los restos existentes; la adquisición de terrenos y la construcción del Centro de Visitantes.
  • Eje 2: Recuperación de los restos arqueológicos. Consistente en la actuación de restauración de mosaicos y estructuras y la excavación de la propiedad municipal.
  • Eje 3: Musealización del yacimiento. Dotando al yacimiento de los recursos de interpretación necesarios para la comprensión del mismo por parte de los visitantes.
  • Eje 4: Proyección turística y didáctica. Desarrollando acciones que aprovechen la oportunidad del turismo cultural y dentro de él el turismo arqueológico.
  • Eje 5: Investigación y divulgación científica. Para ello se diseñará un Plan de Investigación y Divulgación Científica que sitúe la Villa romana de Fuente Álamo en el panorama regional y nacional como referencia en el ámbito académico.
  • Eje 6: Gestión y explotación. Mediante el diseño de un plan de mantenimiento del yacimiento y de explotación del Centro de Visitantes.

 

Dentro de cada uno de estos ejes han tenido lugar, a lo largo de nueve años distintas actuaciones. Hay que recordar que desde octubre de 2005 hasta mayo de 2009 ha tenido lugar una actividad arqueológica que ha desbordado todas las previsiones y situará Fuente Álamo, una vez publicados sus resultados, a la vanguardia de este tipo de asentamientos a nivel nacional. A ello hay que unir los resultados que arrojará la excavación de la necrópolis con una ocupación de varios cientos de años desde época tardorromana a medieval islámica.

Infografía de Fuente Álamo

 

O el Centro de Visitantes, financiado por el Fondo Estatal de Inversión Local del Gobierno de España, que contará con diversos espacios y dependencias destinados a la realización de actividades que lo convertirán en un punto de referencia obligado a nivel regional y nacional.

Por otro lado el pasado mes de mayo comenzó el proyecto de Restauración del Conjunto arqueológico financiado por el Ministerio de Fomento a través del Programa de 1% cultural, y que sin duda constituirá un antes y un después en la conservación y exposición de los restos de la villa romana.

Asimismo en los próximos dos años por mor de la inclusión de la Villa romana en la Ruta del Vino Montilla-Moriles y en la Ruta Bética Romana tendrán lugar distintas actuaciones relacionadas con los accesos, acondicionamiento del yacimiento, e interpretación del mismo.

Por último, destacar la inclusión de Fuente Álamo por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en la Red Andaluza de Espacios Culturales (RECA) que se definen en el artículo 76 de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía como "aquellos inmuebles de titularidad pública o privada inscritos en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, o agrupaciones de los mismos, que por su relevancia o significado en el territorio donde se emplazan se acuerde su puesta en valor y difusión al público".  

a- a A+

Comparte en redes sociales