Patrimonio Artístico

Puente Genil cuenta con interesantes obras arquitectónicas, sobre todo, de carácter religioso; aunque quizás la más significativa, por su simbolismo, sea el puente sobre el Genil. Su primera edificación como puente de piedra data de 1561, lo construyó Hernán Ruiz II para sustituir al viejo pontón de madera. Los dos arcos gemelos fueron obra posterior realizada en 1703, y el original arco volado de ladrillo fue obra del arquitecto francés Leopoldo Lemoniez en 1874.

Un buen exponente de la arquitectura civil son sus casas señoriales como la Casa-Palacio de los Duques de Medinaceli, la de la familia Ximénez-Montilla, de la familia Reina o la de Leopoldo Lemoniez. La Casa de la Aurora y la Alianza son dos buenos ejemplos de la arquitectura industrial de finales del siglo pasado.

El patrimonio artístico de Puente Genil se remonta al siglo XVI como testimonian la Parroquia Matriz de Ntra. Sra. de la Purificación y la Ermita del Dulce Nombre de Jesús, representativas de una arquitectura mudéjar de estilo popular, algo desvirtuadas por posteriores reformas.

Puente de Miragenil

Pero es con el barroco cuando adquiere mayor esplendor su arquitectura, templos conventuales como los de San Francisco de la Asunción, que alberga la mejor colección de retablos barrocos de la localidad, así como importantes muestras de la imaginería pontanesa y San Francisco de la Victoria que cuenta con un interesante patio porticado de 1725 construidos ambos a mediados del siglo XVIII, son los ejemplos mas sobresalientes de este periodo.

La Ermita de la Vera-Cruz data de 1644, cuyas obras nunca llegaron a concluirse, de ahí su pequeño tamaño. Alberga un retablo barroco obra del artista lucentino Pedro de Mena Gutiérrez.

La Iglesia de Ntra. Sra. de la Concepción, patrona de la villa desde 1650, es una obra de mediados del siglo XVIII, aunque ya estaba abierta al culto a principios del siglo XVI. Destacaba el retablo mayor, la cúpula oval y las vistosas yeserías de estilo popular. Su portada de piedra labrada, con columnas pareadas y frontón partido, es única en la población.

Entre el barroco y el neoclásico se encuentra la Parroquia de Ntro. Padre Jesús Nazareno, donde se venera al “Terrible”, nombre con que se conoce a la imagen de Jesús, llegada en 1622 y atribuido al escultor Pablo de Rojas. Su construcción es del siglo XVI, pero su fábrica procede de posteriores reformas realizadas en los siglos XVIII Y XIX.

Del siglo actual son las iglesias de San José con dos torres gemelas y una gran cúpula roja -, La Realeza de María de estilo neorrománico y las del Carmen y Ntra. Sra. de los Desamparados, ambas de estilo neogótico. La Iglesia del Carmen Alberga la imagen de Jesús Resucitado, obra de Alonso de Mena, realizada en 1636. 

a- a A+

Comparte en redes sociales